Contacto y retiro: llaves maestras para una vida sana.


La terapia Gestalt se basa en el trabajo de contacto y retiro. Por las carencias tan frecuentes que tenemos a menudo se pone más énfasis en el «contacto»: darme cuenta de la necesidad que necesito cubrir (afecto, amistad, comunicación, acción…).
¿Y qué pasa con el «retiro»? El retiro consiste en poner mi límite, parar, decir no, apartarme. Buena parte de las situaciones neuróticas en las que nos encontramos se dan cuando evitamos decir no: para que no nos rechacen, no piensen que no les amamos a los demás, que nos sigan apoyando, etc…
Sin embargo cuando necesitamos poner un límite (con nuestros padres, con nuestra pareja, con la comida, con el trabajo o con los hijos) y no lo hacemos entramos a funcionar de forma neurótica y muy perjudicial para nuestra salud emocional y física: cargamos con las irresponsabilidades de los demás. Esta situación se resuelve con un CAMBIO.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *